Fallas en las Llantas del Vehículo Durante el Verano

“El intenso calor del verano aumenta el riesgo de pinchazos, reventones y calentamiento en las llantas. No olvides revisar la presión de aire de tus llantas cada dos semanas. Así como mantener el mantenimiento de tu vehículo en óptimas condiciones para que disfrutes del conducir a cualquier parte durante el verano.

Los neumáticos inflados correctamente duran más tiempo y dan como resultado un mejor ahorro de combustible, manejo y frenado. Verifique la presión de los neumáticos y busque patrones de desgaste desiguales en la banda de rodadura, grietas, objetos extraños u otros signos de desgaste o trauma, según la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA).

Según explica AAA, el clima cálido hace que el aire dentro de los neumáticos se expanda, lo que puede provocar un estallido en las ruedas desgastadas. En un informe de la NHTSA de 2014, en la Florida y otros estados del sunbelt, las fallas en los neumáticos causadas por el envejecimiento tienden a aparecer en los meses de verano, durante el día. El calor acelera la descomposición de la goma en sus neumáticos.

Se encontró que más de la mitad de los vehículos en la carretera tenían al menos un neumático inflado insuficientemente, según la Asociación de Fabricantes de Goma, y el 85 por ciento de los conductores no saben cómo inflar correctamente sus neumáticos.

Los neumáticos deben revisarse cuando no se haya conducido el automóvil recientemente, y deben inflarse con la presión recomendada por el fabricante del vehículo, no el número moldeado en la pared lateral del neumático. Las presiones recomendadas de los neumáticos se pueden encontrar en el manual del propietario.

Una simple revisión mensual de las llantas de su vehículo le ahorrará dinero y podría salvar su vida al prevenir una explosión, que podría ocurrir más fácilmente en el calor del verano.

Evaluación Gratuita de Casos