¿Es peligroso manejar con tacones?

“Los tacones son una pieza fundamental en el guardarropa de toda mujer. Ellos ayudan a estilizar la figura, mejorar la vestimenta y en ocasiones, estar a la moda. Pero, ¡cuidado!, a la hora de conducir, puede no ser el mejor aliado de la mujer.

Este tipo de calzado no posee la superficie necesaria en la suela para permitir pisar el pedal o el freno y así evitar sufrir un accidente. Es decir, en una situación de emergencia o en un accidente, los reflejos del conductor son la única salvación y los tacones impiden que los pies actúen de forma adecuada para poder frenar o acelerar.

Además, tus tacones también se verán afectados al tener la parte baja del tacón (metatarso) como un punto de apoyo imprescindible, el movimiento constante del pie hará que la suela de tus zapatos se desgaste con mucha más rapidez.

Al manejar con tacones puedes sufrir calambres musculares por los constantes movimientos del pie y eso puede ocasionar un accidente. Puede que la parte del tacón se te atore en los tapetes del carro.

Además, llevarás una postura forzada al conducir. Es muy difícil encontrar una posición cómoda para los pies con tacones altos. Aunque estés acostumbrada a usar tacones, tus pies, específicamente el talón puede quedar adolorido al manejar.

¡Evita un accidente! Lleva un par de zapatos de repuesto en el coche y cámbiatelos antes de manejar o si lo prefieres toma un taxi o deja que alguien más, que no esté usando tacones, maneje.

¡Cuida tu vida y la de los demás!

Evaluación Gratuita de Casos